Descubri
Novedades
26/09/2016

Estudiantes de Ingeniería en Agrimensura marcan los límites de nuestro País

Un profesor y alumnas del Departamento de Agrimensura de la Facultad de Ingeniería de la UNLP participan de la demarcación del límite exterior de la plataforma continental nacional.

Yesia macarena

Macarena Cabello de Alzaga y Yesia Milea, ambas de 23 años de edad, cursan 4º año de la carrera Ingeniería Agrimensura y son alumnas del hidrógrafo Martín de Isasi.
Ambas participaron, en agosto último, de una campaña científica en Mar del Plata a bordo del buque oceanográfico ARA Austral junto a miembros de la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA).
Este equipo de científicos y técnicos es responsable de la modificación del mapa de la República Argentina con la incorporación 1,7 millones de kilómetros cuadrados a la superficie actual del país. Durante la expedición realizaron nuevas investigaciones para reafirmar la soberanía nacional.
Si bien la hidrografía es una de las incumbencias de la carrera Ingeniería Agrimensura, la realidad es que es una de las ramas menos exploradas de la especialidad. Por eso, la propuesta de sumarse a la campaña significó una oportunidad única para las alumnas.
El buque zarpó de la base naval de Mar del Plata el 24 de agosto con 56 tripulantes y regresó cinco días después. Además de los integrantes de COPLA y las estudiantes de la UNLP formaron parte del equipo miembros de la Armada Argentina.
El personal de a bordo probó distintos equipamientos e instrumental. Las alumnas colaboraron con estudios de batimetría para relevar las profundidades marinas y obtener datos de comprobación en la parte norte del margen continental argentino. Los estudios se enmarcan en el trabajo que viene realizando COPLA desde hace dos décadas y que permitió determinar el nuevo límite exterior de la plataforma continental argentina, incluyendo a las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y Antártida Argentina.
La tarea de las estudiantes consistió en controlar con una ecosonda que el buque mantuviera el rumbo prefijado y no se apartara de dos líneas que fueron diagramadas por De Isasi.
“Nos turnábamos para hacer guardias de 6 horas, acompañadas por Lucila o María Cristina. Teníamos que ver si la ecosonda funcionaba correctamente, cómo relevaba el fondo marino y si aparecía algo raro o se producía algún desperfecto”, describió Yesia.
“En un principio, cuando nos convocaron, pensamos que sólo teníamos que determinar partes de puntos, talud y líneas. Luego nos enteramos que era para determinar los límites de la plataforma continental y fue un asombro total”, dijo Yesia, quien fue a estudiar a la UNLP desde Trenque Lauquen.
La joven relató que fue en una de las guardias donde reflexionó sobre la enorme responsabilidad que se les había encomendado. “Estaba viendo la sonda, tenía dos monitores enfrente y luego pensé: ‘de mí depende en este momento el país’. Porque si yo relevaba algo mal ponía en riesgo la soberanía argentina sobre una parte muy importante del territorio que está en lucha hace un montón de tiempo. Sentí una gran presión y a la vez una emoción impresionante”, aseguró.
Macarena, oriunda de La Plata, agregó que “el proyecto era más grande de lo que imaginábamos. Saber que nuestro trabajo suma para el país es algo único”.